fbpx

Estrategia para negocios con valores

Quizás esto te interesa…

Hola, me llamo Lorena y puedo enseñarte a crear un plan para que tu marca o empresa con propósito pase de invisible a rentable.

Sin trucos mágicos para facturar miles desde el sofá ni cosas que atenten contra tu inteligencia.

Si te interesa, mando un consejo diario a tu email.

Te pongo en copia:

Estrategia para negocios con valores

Info sobre protección de datos. Responsable: Lorena Salgado. Finalidad: mandarte emails. Legitimación: tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, olvido y a permanecer en silencio. Info adicional: Política de Privacidad.

Mira. 

Si estás buscando una receta rápida no has caído en el sitio adecuado. McDonalds quizás te pueda dar algo rápido. Pero no esperes algo bueno.

Lo que encontrarás aquí es bueno. Aunque, ¿qué voy a decir yo si esta es mi web?

No tienes porqué hacerme caso, de hecho no deberías.

 

Pero a la que deberías hacerle caso es a la Lorena de 5 años.

Con esa edad había ido a comer a la casa de unos vecinos. 

Verás, soy de pueblo, y allí la gente se junta para ayudarse y luego se hace una gran comida todos juntos en la casa del ayudado. 

No sé si habíamos ido por la cosecha o por otra cosa, pero allí estaban unos 20 adultos muy ruidosos y una sola niña aburrida de 5 años. 

Yo era tranquila, ese tipo de gente pequeña a la que dejas en un rincón sin juguetes y allí se queda con sus pensamientos. 

Así que estaba en la mesa, tranquila y callada. 

Pero los malditos adultos hablaban todos a la vez e iban subiendo el tono de voz. No podía ni escucharme pensar. 

Cada vez que uno alzaba la voz, el siguiente lo hacía un poco más para que lo escuchasen a él. 

No podía soportar más aquello. Ruido por todos lados. Incapaz de seguir una conversación y tampoco de pensar. Mis oídos se quejaban de los chillidos que provenían de cada rincón de aquel comedor. 

Aún no sé cómo reuní el valor suficiente para hacer lo que hice a continuación. 

Ya acabo…

Era tímida y no hablaba. Pero aquello me sacó de mis casillas. De todas las casillas que puede tener una enana de 5 años. 

Me puse en pie, dí una palmada sonora en la mesa y con todas mis fuerzas grité: “Hablad uno a uno”.

Todos se giraron sorprendidos a mirarme. Nadie comprendía que estaba pasando, ni siquiera yo misma. 

Solo trataba de decirles que si hablaban a la vez en un mismo sitio, por más que gritasen no se iba a escuchar nada. 

Lo bonito de esta historia es que conseguí que me escuchasen a mí a pesar de todo el ruido. Incluso conseguí que me hiciesen caso y hablasen con moderación los siguientes minutos. 

Lo triste es que no entendieron nada y pasada la primera impresión de mi grito, volvieron a alzar la voz. 

Lo que te quiero decir es que para que tu audiencia te escuche no tienes que ponerte a alzar la voz donde gritan todos, eso no servirá de nada. Debes hacer que te vean y quieran escucharte

Y cómo hacer eso te lo enseño en mis emails. 

Además suscribiéndote a la lista de correo te llevas un ebook un poco raro en el que encontrarás:

 La pregunta que debes hacerte, que lo mismo vale para entablar conversación en una cita de Tinder, como para conseguir que un negocio sea más rentable.  

 5 ejemplos inesperados de cómo esta pregunta ha cambiado empresas y en los que puedes inspirarte.

 En qué se parece un consultor de marketing a una aseguradora y no es un chiste malo, si no una forma de comprender qué diferencia a los negocios rentables de lo que no lo son.

Todo esto sale después de hablar con un ruso con nombre de bailarina de streaptease.

Y si te interesa es por aquí:

ebook negocios con valores

Info sobre protección de datos. Responsable: Lorena Salgado. Finalidad: mandarte emails. Legitimación: tu consentimiento. Tienes derecho al acceso, rectificación, olvido y a permanecer en silencio. Info adicional: Política de Privacidad.

 

Si quieres darte una vuelta por el blog, puedes hacerlo aquí: